28 de agosto de 2014

Reseña: Sinsajo

Esta reseña contiene numerosos spoilers de toda la trilogía, así que si no la has leído pero quieres hacerlo, no sigas leyendo. La entrada se va a hacer un poco larga, pero es que hay muchas cosas que decir.



Título: Sinsajo
Título original: Mockingjay
Autora: Suzane Collins
Primera edición: 24 de agosto de 2010
Editorial: Molino
Nº páginas: 422
Precio: 16 €
Idioma original: Inglés
Lengua traducida: Español
Traductora: Pilar Ramírez Tello

Katniss Everdeen, la chica en llamas, ha sobrevivido de nuevo a los Juegos, aunque no queda nada de su hogar. Gale ha escapado. Su familia está a salvo. El Capitolio ha capturado a Peeta. El Distrito 13 existe de verdad. Hay rebeldes. Hay nuevos líderes. Están en plena revolución.

El plan de rescate para sacar a Katniss de la arena del cruel e inquietante Vasallaje de los Veinticinco no fue casual, como tampoco lo fue que llevara tiempo formando parte de la revolución sin saberlo. El Distrito 13 ha surgido de entre las sombras y quiere acabar con el Capitolio. Al parecer, todos han tenido algo que ver en el meticuloso plan…todos menos Katniss.

El éxito de la rebelión depende de lo dispuesta que ella esté a ser una marioneta, a aceptar la responsabilidad de incontables vidas y a cambiar el curso del futuro de Panem. Para hacerlo debe dejar a un lado sus sentimientos de rabia y desconfianza. Debe convertirse en el Sinsajo…a cualquier precio.
La rebelión ha estallado.
El Distrito 13 se prepara para combatir
contra el Capitolio
con su mejor arma:
Katniss.

Me llamo Katniss Eveerdeen. ¿Por qué he sobrevivido? Debería estar muerta.

¡Que empiecen los septuagésimo sextos juegos del hambre!


He leído esta trilogía en, si no me equivoco, en una semana. A pesar de haber escuchado por ahí que esta tercera parte era decepcionante, que bajaba mucho el listón con respecto a las otras dos, yo no lo creo así. Me ha gustado mucho, la verdad.

Sin embargo, quiero aclarar algunas cosas. Este último libro es más “oscuro” o “adulto” que los otros dos, por así decirlo. Nos encontramos con una Katniss  más humana, en su peor etapa, nos damos cuenta de que también tiene sentimientos, por lo que, al estar narrado en primera persona por ella, vamos a saber qué piensa en cada momento, las cosas que le pasan…Pero ahora no es como en los Juegos, no hay pruebas de entrenamiento ni vestidos para la entrevista con Caesar Flickman. Es todo muy distinto, los personajes han crecido y cambiado debido a los Juegos y ahora nada es como antes.

Katniss y los supervivientes del Distrito 12, así como Haymitch y los tributos que consiguieron salvarse del Capitolio, están en el Distrito 13, a salvo. Peeta, Johanna y Enobaria han sido capturados por el Capitolio, y van a ser usados e incluso torturados para intentar parar la rebelión (lo he pasado fatal por lo que le hacían al pobre Peeta) Katniss, a su vez, va a ser manipulada (porque es así, es usada) por el Distrito 13, para que se convierta en la imagen de la rebelión, en el Sinsajo, para dar fuerzas a los rebeldes. Pero ella no lucha (solo cuando van al distrito 8) y eso es una de las cosas que no me esperaba y que igual sí me ha decepcionado un poco. Yo me esperaba una revolución en la que Katniss, al igual que los demás, participaran y lucharan para salvar Panem. Pero no, no es así. Nuestra protagonista se dedica a grabar “propos”, que son como anuncios, para que sean televisados en todo el país, para que la gente los vea y siga luchando. Eso es ella, una imagen, una marioneta manejada por el gobierno del Distrito 13, en concreto por Coin, un personaje nuevo.

También están Plutarch y Boggs, también al mando pero, al fin y al cabo, la que parte la pana es Coin.
 
Plutarch y Coin
La revolución está en un segundo plano, más secundario, nos centramos en la vida de Katniss y los demás en el Distrito 13. Yo quería y me esperaba que se detallara la revolución, también esperaba una revolución distinta. No nos presentan a unos rebeldes idealizados, heroicos, que luchan para salvar el país. No, no os esperéis eso, porque también hacen cosas malas. En este libro, por lo menos yo, me he dado cuenta de que cada uno va a por sus propios intereses, da igual quién se ponga por delante.

Por ejemplo, me ha sorprendido mucho Gale (para mal) cuando provocan la explosión en la montaña del Hueso del Distrito 2. Katniss refleja perfectamente lo que yo pienso cuando habla con el hombre que está a punto de dispararle. Los Distritos no son enemigos entre ellos, todos tendrían que estar luchando contra el Capitolio, pero ¿poner bombas en una montaña donde solo hay gente del Distrito 2, entre ellos mineros y personas trabajadoras? No lo entiendo, además, el padre de Gale murió en una explosión similar a esa, ¿cómo puede hacer eso? No me gusta la actitud de este personaje en muchos momentos.


Otro ejemplo: cuando fabrica la bomba junto a Beete. Esa bomba que explota y espera unos segundos para que se acerquen personas a toda prisa a ayudar, para después soltar otra y también acabar con ellos. A ver, las personas que acuden a ayudar son inocentes, ¿por qué acabar con ellas? ¿Por qué acabar con niños pequeños inocentes y con paramédicos que solo intentar salvar vidas? Esto queda un poco abierto en el final del libro, no se sabe si los que soltaron esas bombas fueron Snow y los del Capitolio o Coin y los del Distrio 13, pero yo soy de las que piensa que esa bomba no la puso Snow, ni el Capitolio, ni mucho menos. Eso lo ideó todo Coin y su equipo, no sé con qué fin, pero fue ella. ¿Vosotros qué pensáis?

Y otra cosa que no me cuadra. Supuestamente Plutarch también estaba en el equipo de Coin, por lo que seguramente sabría la finalidad de la bomba. Si es así, ¿cómo es capaz Katniss de dirigirle la palabra? Plutarch tampoco se ha ganado mi confianza, al final del segundo libro me cayó bastante bien pero las cosas que hace en este libro y lo que le importa…

Pero bueno, con eso me refería a que no nos presentan a dos bandos. El malo, el Capitolio, y el bueno, el Distrito 13. Ninguno es bueno, directamente. Eso hace la historia más real, todo hay que decirlo. Al final Peeta tenía razón en la entrevista con Caesar, Katniss realmente no confiaba en la gente con la que trabajaba, la estaban usando.

Hablando un poco sobre el Distrito 13: es subterráneo,
por lo que rara vez salen al exterior, y también hay normas estrictas como, por ejemplo, si estás comiendo en el comedor, no tienes más hambre y te quieres llevar un trozo de pan fuera por si luego quieres, no puedes hacerlo, porque te castigan. Todo está muy controlado, las cantidades de comida para cada persona son medidas por su peso, altura, constitución, ejercicios a los que se vaya a tener que someter…Cada persona tiene una programación en el brazo que, desde que se levanta, va a ir indicándole qué tiene que hacer en cada momento y a cada hora. Todo esto me hizo darme cuenta de que, en realidad, el Distrito 13 es otro Capitolio más. Puede que no tan duro, pero muy parecido. Desde el primer momento en que me fui dando cuenta de cómo eran las cosas allí, no me gustó ese distrito.

Otra cosa que no me ha gustado es lo poco que sale Peeta al principio. Y ya no solo al principio, sino que he echado mucho de menos a este personaje básicamente a lo largo de todo el libro, porque no tiene muchas apariciones comparado con los otros dos libros, que era el protagonista junto a Katniss. No me esperaba esto, y además, tratándose de Peeta, que es mi personaje preferido.

Por otro lado, Finnick, aunque en menos cantidad, sigue teniendo sus escenas. Este personaje me ha encantado, y la verdad es que, hablando mal y claro, me jodió mucho que se muriera al final del libro, porque le había cogido mucho cariño. Esto último, por otra parte, es de las cosas buenas de la novela, porque congenias con todos los personajes, algunos para bien y otros para mal (es imposible que a alguien le caiga bien Snow o Coin) pero con todos llegas a sentir algo y la verdad es que los personajes, tanto principales como secundarios, son el punto fuerte de la trilogía.


Volviendo a la muerte de Finnick, me parece que no ha sido todo lo que él se merece. Fue una muerte muy rápida, yo ni me enteré, tuve que leer la página otra vez, creo que no se le da la importancia que debería. Y también me sorprendió que Katniss prácticamente ni se lamentara, después de lo amigos que se hicieron, casi no dice nada. Yo me quedé en shock, porque no me lo esperaba para nada, y creo que esa muerte, sin ni siquiera describirla, no se la merecía. Vale, sí, entiendo que no puede sobrevivir todo el mundo, pero por lo menos dale un poco de protagonismo a su muerte y no ahí tan rápido, que no da tiempo ni a asimilarlo. Yo no me lo creía, pensaba que subiría las escaleras de un momento a otro, pero no. Y esto es lo mismo que me pasó con Cinna, otro personaje que me gustaba mucho. Las muertes son muy rápidas y cuesta asimilarlo, aunque me atrevo a decir que incluso Cinna tuvo más protagonismo en su muerte y Finnick, que para mí era un personaje bastante importante, casi no la tiene. Además estando la mujer embarazada y recién casado…Es muy duro.

Seguimos con las muertes: la de Prim. A ver, un llamamiento a la autora. Todo esto se formó porque Katniss se presentó voluntaria para salvar a su hermana. ¿Por qué la matas? ¿Por qué? Mata a otra persona, por dios, pero no a ella. Y encima Prim murió con la bomba mencionada anteriormente, la que fue construida por Gale y Beete. El Distrito 13 mató a su propia gente. ¿Cómo se les ocurre llevar a combate a una niña de 13 años? Es una muerte muy cruel. Al principio no la entendí muy bien, tuve que volver a leerlo porque, en mi opinión, también está narrado de forma demasiado rápida y un poco rara.

Seguimos con la muerte de Coin a manos de Katniss. Me parece perfecto que la matara a ella con la flecha que iba a ser para Snow, porque la ha estado usando, manipulando y solo quería llegar al poder, hacerse con la suya independientemente de si mataba a gente inocente o no, como Prim. Pero, a pesar de que me gustara su muerte, no termina de convencerme esa muerte secundaria de Snow, que ni se sabe si se ahogó con su propia sangre o si fue pisoteado hasta morir.

Ahora paso a esos Juegos improvisados al final del libro. Las descripciones de lo que estaban pasando cuando se internan en el Capitolio, en mi opinión, a veces son un poco liosas y no se entendían muy bien. He tenido que leer algún párrafo más de una y dos veces, porque se me hacía muy difícil imaginar en mi cabeza lo que estaba pasando. No me había pasado eso con los Juegos del hambre ni con En llamas, pero aquí sí. Esos Juegos me parecen un poco extraños, aunque en realidad yo no considero que sean juegos del hambre propiamente dichos. En la contraportada pone: “¡Que empiecen los septuagésimo sextos juegos del hambre!" Pero, en mi opinión, no son eso, son pruebas y obstáculos que van a tener que superar para llegar a la mansión de Snow. La verdad es que no me lo esperaba así, pero me ha gustado, porque tenía que haber algo de acción, y montar otros Juegos normales en los que participara Katniss ya sería demasiado, no sería creíble. Por el camino hacia la mansión es donde muere Boggs, y tengo que hacer una mención especial a este personaje porque me parece muy auténtico, nada que ver con Coin o Plutarch. Pero no llego a entender lo que dice cuando está agonizando. Le cede el poder a Katniss, le dice que no confíe en los demás, dándole una pista de cómo son en realidad, y le dice que mate a Peeta. A Peeta. Sí, ya sé que Peeta, debido al veneno de las rastrevíspulas que han hecho que modifique la imagen de Katniss, solo piensa en matarla, le dan lapsus que hacen que la vea hasta como un muto. Pero matarlo, no sé, no me esperaba que dijera eso el mismo Boggs.

Ahora vayamos al final. Me ha gustado mucho, creo que la autora ha sabido cerrar todo muy bien, ha sabido narrar el sufrimiento y la depresión de Katniss a la perfección. Una cosa que sin embargo no me cuadra es el sí que da Katniss a lo de los nuevos Juegos del hambre con los niños del Capitolio. Es algo que me decepcionó mucho viniendo de ella. Esperaba un no rotundo, como el que dio Peeta. A ver, muchacha, te has tirado 3 años sufriendo y luchando para terminar con los Juegos, estos mismos Juegos han destruido tu vida, ¿pero sin embargo quieres otros nuevos con niños inocentes que no tienen nada que ver con lo que han hecho su familia? Me parece increíble. De Haymitch bueno, me lo podía esperar, pero de Katniss para nada. No concuerda con su personalidad, y lo justifica diciendo que es por Prim, pero sigo sin entender qué tienen que ver niños inocentes con la muerte de su hermana. En fin.

Pasando a Gale, su final es un tanto extraño, termina en el Distrito 2 con un “trabajo elegante” No le pega mucho, pero supongo que es lo que se merecía. Como bien dice Katniss al final, ella no necesita el fuego, odio y rabia de Gale, sino la tranquilidad y la esperanza de prosperidad de Peeta.

Por otra parte, sabía que Katniss iba a terminar con Peeta. Había visto algunas fotos de lo de: “-Me amas. ¿Real o no? +Real.”, estaba muy ilusionada con que llegara esa parte, y cuando llegué me quedé en plan ¿WTF? ¿Solo esto? Se reduce a 4 líneas. La autora ha sido muy precipitada, ha querido terminar todo muy rápido y no le ha dado el final que me esperaba a estos dos personajes. Esa frase de “Así que, después, cuando me susura: -Me amas. ¿Real o no? Le respondo: +Real.” Me parece como forzado, al igual que cuando dice que no quería tener hijos pero que Peeta sí. Katniss se pasa todo el libro echándolo de menos, con la perla para poder dormir (que eso es otra, cuando al final le dan las cosas que tenía, la cazadora de cazar de su padre, el libro de plantas, la espita…eché en falta la perla, porque no se menciona más), preocupándose por él, pero, sin embargo, cuando está con él no le da tanta importancia. No sé, es que en algunos momentos parece que Katniss no demuestra su amor como Peeta, parece que no le importa tanto. De hecho, me quedé flipada con la escena en la que Peeta está susurrando el nombre de Katniss cuando todos están durmiendo en los túneles para llegar a la mansión, cuando están a punto de llegar los mutos que acaban con Finnick. Esto es lo que piensa Katniss: "Peeta está programado para responder ante el coro de siseos, para unirse a la caza. Está empezando a ponerse nervioso. No hay alternativa, apunto con una flecha a su cerebro. Apenas notará nada." ¡Katniss casi le dispara a Peeta con una flecha! Y el pobre lo único que pretendía era avisarla para que saliera de allí, porque si no iban a matarla. Entiendo que pensara que podía ser peligroso, pero se supone que lo quiere, ¿no tendría que hacérsele un poco difícil el hecho de plantearse matarlo? Este tipo de escenas son las que me descolocan un poco.

Volviendo al final, me esperaba más romanticismo o algo más mágico, más bonito, pero aún así, obviamente me ha gustado que terminen juntos y con hijos.
 
También decir que la última frase de Katnis, “Aún así, sé que hay juegos mucho peores”, le ha dado un toque gracioso al final y me ha gustado mucho.

Ya he dicho todo lo que tenía que decir y que recuerdo acerca del libro, porque acordarme de todos los detalles es imposible. Aunque al principio se haga un poco lento, he devorado este libro al igual que los otros dos, y, a pesar de los pequeños detalles mencionados, esta tercera parte me ha encantado. Solo quería decir las pequeñas cosas que no me han cuadrado mucho y compartirlas con vosotros, pero no os penséis que Sinsajo no me ha gustado debido a esos pequeños detalles, porque lo ha hecho y mucho. El final no es predecible, es un muy buen desenlace para esta maravillosa trilogía que estoy segura de decir que por el momento es mi preferida. La recomiendo a todo el mundo que no la haya leído porque es fantástica, tiene acción, intriga, buenísimos personajes, romance…Hay de todo. Suzanne Collins me ha vuelto a impresionar con este tercer libro, ha creado un mundo, una historia completamente distinta y que difícilmente podrás olvidar. Si no has leído esta trilogía, en serio, corre a la librería porque no te vas a arrepentir.


Me encantaría que me pusiéseis en los comentarios qué os ha parecido a vosotros el final, las pegas que le veis, si os gustó o no... Mi preferido de los tres es el segundo, ¿y el vuestro? Me interesa mucho vuestra opinión. :) 



Suzanne Collins (Hartford, Connecticut, Estados Unidos, 10 de agosto de 1962) es una escritora y guionista estadounidense. Creadora de la famosa trilogía Los juegos del hambre.
La carrera de Suzanne empezó en 1991, como guionista en programas de televisión
para niños. Trabajó para canales como Nickelodeon. También fue la guionista principal de Clifford, el gran perro rojo para Scholastic Enternaiment's. Recibió una nominación de la Hermandad de Escritores de América por coescribir el aclamado especial de Navidad, Santa, Baby!
Al conocer al autor de libros para niños, James Proimos, se inspiró para escribir libros para niños por su cuenta.
Collins alcanzó fama mundial gracias a su novela Los juegos del hambre, la primera de esta fantástica trilogía, que fue publicada en 2008 por la editorial Scholastic Press en Estados Unidos, y en España por la editorial Molino.


3 comentarios:

  1. Soy de esas personas de las cavernas que no han leído los libros, pero las películas me están gustando bastante, a ver si algún día me animo con los libros :D
    ¡Saluditos y te espero por mi blog! ♥

    ResponderEliminar
  2. Yo tampoco he leído los libros, pero he visto las 2 primeras películas y me está gustando bastante, espero poder leer los libros,

    Un beso, nos leemos:D

    ResponderEliminar
  3. Hola^^
    Me gustó mucho como final, aunque a la autora se le fue la mano con las muertes y el amor no me termino de convencer.
    besos!

    ResponderEliminar